Ser mujer y vivir la maternidad por elección

 

“¡Mejor viajes que hijos!” ” Traer hijos al mundo es traerlos a sufrir” “Ser madre no es la mayor satisfacción de una mujer”. Leo muchas veces estos comentarios en las redes sociales y cuán lejos de la verdad suelen estar, son pensamientos que encasillan con fines de menospreciar  a quienes hemos decidido vivir la maternidad-crianza.

Durante años mis pensamientos fueron feministas y hubo un tiempo en que también me planteé la idea de no tener hijos. Por azares de la vida todo cambió y cuando realmente empecé la maternidad-crianza me encontré en un nuevo mundo extraordinario, me di cuenta de la importancia de criar. Porque traer hijos al mundo no es tarea fácil; no es fácil en lo económico, en lo social y en lo emocional. Siempre he pensado que ser madre o no, no es sinónimo del desarrollo de una mujer; ser madre o no, es una decisión de vida. Ser mujer, ser madre y vivir la maternidad-crianza son cosas diferentes.

Hace casi un año,  recibí la propuesta por parte de una amiga de entrar a un grupo feminista en la ciudad, sin embargo tuve que declinar a la invitación porque mi horario de mamá básicamente no me lo permitía. De un tiempo a la fecha me sentía en el limbo, soy una madre con ideas liberales y tendencias feministas pero a la vez soy una mujer ama de casa dedicada  100% a la maternidad.  No me identifico con la clásica  mujer abnegada del tipo de los años 50’s  pero suelo preocuparme por la decoración de mi mesa en ocasiones especiales, me preocupo por aprender nuevas recetas de cocina, hacer manualidades para mis hijos, leo sobre temas de maternidad (libros que jamás pensé llegar a leer y que ahora ocupan una parte importante de mi biblioteca). Vivía en en el limbo entre madres perfectas y madres rebeldes, pero poco a poco he ido encontrando mi nicho, un nicho en el que ser madre es también una profesión.

En la actualidad, resulta que ser ama de casa o madre es algo reprochable en un mundo con más mujeres profesionistas y en el que se lucha por la igualdad de derechos pero  acaso ¿elegir ser o no ser madre no es un derecho en sí? ¿Elegir vivir la maternidad no es acaso un derecho por el que también hemos luchado? El punto es que uno decide ser madre y vivir la maternidad, ya sea “desarrollarse” en el hogar o trabajar fuera de casa, y esto no debe ser por imposición sino una elección que se respete.  Dejar la carrera profesional y dedicarse a la crianza no tiene por qué ser mal visto. Mucho tiempo me sentí apenada de ir a juntas escolares y encontrarme con mujeres que desarrollaron su profesión y que piensan que ser amas de casas exclusivamente es algo que pertenece al pasado. Ahora yo les digo que abran su mentalidad y que se permitan conocer a mujeres que han abandonado sus carreras de negocios, nutrición, leyes, etc. para dedicarse a la maternidad; mujeres a quienes admiro y que a partir de la maternidad desarrollaron nuevas habilidades, emprendieron nuevos negocios, buscaron nuevas formas de desplegar su creatividad.

Me rodeo y conozco a grandes mujeres a quienes la maternidad les ayudó para darle un cambio a sus vidas, estudiar nuevas carreras, autoemplearse y formar sus propias empresas empezando de cero. Todo esto es una nueva llegada de mujeres con carrera que se quedan al cuidado de sus hijos porque así lo eligen ellas, mujeres que tiempo después deciden continuar en el ámbito laboral, mujeres que postergan sus estudios o sus trabajos por el tiempo que ellas decidan dedicar a la crianza de sus hijos. También conozco mujeres madres solteras y exitosas que han crecido solas a sus crías, que limitan su tiempo y faltan a juntas o festivales por estar trabajando, eso tampoco es un acto reprochable que deba ser estigmatizado por sectores conservadores más radicales  que señalan que el hecho de trabajar es hacer a un lado a los hijos (porque hay de todo: quienes piensan que las mujeres sólo deben dedicarse a ser madres y quienes piensan que las mujeres ya no deben ser madres, y en ese limbo nos encontramos las mujeres que “decidimos ser madres”).

Las madres que trabajan o viven en el hogar también pueden viajar, disfrutar la vida y -que quede claro-  quienes por “elección” nos dedicamos a la crianza parcial o de tiempo completo no traemos hijos a sufrir. Una mujer que decide la maternidad-crianza acepta los retos que esto conlleva, no es lo mismo a una mujer a quien se le ha impuesto ser madre y tiene hijos por obligación.

El punto al que quiero llegar es: ¡basta de reproches! ¡Y de escuchar a otros criticar y juzgar la manera en que llevamos la maternidad! Debemos aprender a escucharnos, a conocernos, a tomar verdadera conciencia sobre las mujeres que somos. Si vivimos una crianza parcial o completa es nuestra elección, nosotras conocemos nuestros espacios, nuestros límites y el tiempo en el que queremos movernos. ¡Basta de etiquetas! ¡Yo viajo con mis hijos y lo disfruto! ¡Yo no traje a mis hijos a sufrir porque estoy sentando las bases para su desarrollo! ¡Ser madre no me hace mejor mujer pero ser madre no me hace menos que tú! Aprendamos a respetar los tiempos de cada persona y cuando una mujer decida o no ser madre, apoyemos su decisión.

nosotros un día cualquiera
Mi vida con ellos no la cambiaría por nada

Escrito por

Madre de dos, esposa y apasionada lectora, amo escribir y compartir mis experiencias con otras madres. Cada día es un nuevo aprendizaje, nunca un niño será igual a otro. Aún tengo un lado infantil que salta a la aventura cada que juego con mis hijos. Me gusta hablar de todo: alimentación, estilo de vida, moda, decoración, diversión, manualidades, educación, todo lo referente a la vida en familia cual mami alebrije que soy.

4 comentarios sobre “Ser mujer y vivir la maternidad por elección

  1. Como siempre mi admiración y respeto Emma, reconozco tu pasión, tu trabajo de ser una madre en excelencia, tu esencia, ánimo con este proyecto quiero seguir leyendo, felicidades! Que orgullo siento de conocerte, leo y vienen a mi mente muchos recuerdos, tu forma correcta de leer y escribir, trasmites mucho, gracias.

    Me gusta

  2. Concuerdo contigo y te apoyo. Este mundo ha rebajado el ser madre de tiempo completo cuando hay otros factores, como la economía, que afectan a quienes sí quieren dedicarse de lleno a sus hijos.
    De hecho pienso que la maternidad es el mejor viaje que se podría hacer, también hemos luchado por esa decisión, como bien dices. Felicidades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s